Apuntarse a la lista de espera Muchas gracias por su interés. Introduzca aquí su mail y su teléfono y le informaremos en el caso de que haya alguna vacante en el curso o taller.
Email Teléfono Su dirección será incluida en nuestra base de datos temporalmente y eliminada una vez definidas las plazas del curso.

Compras inútiles para aficionados a la fotografía

Compras inútiles para aficionados a la fotografía

Muchas tiendas, sobre todo online, venden infinidad de artículos baratos, packs o supuestas “ofertas irresistibles” que son en muchos casos inútiles para el fotógrafo y que acaban convirtiéndose en una forma fácil de tirar el dinero y acumular cacharros. Curiosamente muchas veces son los artículos que más se venden debido a su bajo precio y a que llevan muchas cosas que se convierte en morralla que no utilizarás pero que sirven para “adornar” este pack tan chulo y barato. Y caéis.

Vamos a describir las formas de cómo vendernos algunos de los artículos inservibles más comunes:

  • En conjunto, trípodes, filtros, fundas, baterías, flash, tarjetas o cualquier otro artículo que se tilde de “profesional”. El incluir esta coletilla debería hacer que descartéis totalmente ese cacharro. Además de que no existen productos destinados únicamente al mercado profesional, es una forma muy común de vender humo y ocultar sus características y que a veces no veas las graves carencias del producto
  • Trípodes ligeros, de plástico, baja altura y de vídeo que los venden para fotografía. Tenemos una estupenda Guía para acertar al comprar un trípode.
  • Flash a precio irrisorio y compatible con todas las marcas. Cada vez hay mayor oferta de flashes de marchas chinas que funcionan muy bien, pero todo tiene un precio mínimo. Muchos de esos flash que cuestan bastante menos de 100 € son flash manuales que no tienen modo automático de medición o TTL. Tendrás que manejarlo siempre en manual. Para un pequeño estudio o fotografiar en strobist es perfecto, pero para montarlo en tu cámara durante un evento (deporte, boda…) o unas vacaciones es una forma perfecta de que el flash vaya a la suya haciendo que tengas fotos quemadas o muy oscuras. Por eso es tan importante que al comprarse un flash que se entienda y tenga comunicación con tu cámara, para que siempre dispare a la potencia adecuada según el ISO, diafragma, velocidad, focal y distancia a la que enfocas que utiliza la cámara.
  • Parasoles de rosca, tanto de plástico o de goma. Los parasoles son exclusivos de cada modelo de objetivo y se acoplan en unas ranuras que van en el borde distal del objetivo, junto a la tapa. La forma que tiene cada parasol es única para que en cada modelo y versión de objetivo el parasol proteja sin tapar la visión. Los parasoles de rosca son genéricos y muchas veces provocan esas sombras (viñeteo) al tapar los bordes de la foto. Son totalmente inservibles. Además, los de goma no protegen.
  • Mochilas y bolsas baratas tan pequeñas en las que no cabe tu equipo o que son demasiado blandas o incómodas. Poco que añadir. Cuando te compres una, además de que tenga buenos materiales para que proteja y sea duradera, no la compres justa: si compras otro objetivo, un flash u otros accesorios no te cabrá y tendrás que comprar otra.
  • Packs de varios filtros con su funda por poco dinero. Es uno de los productos más recurrentes y que siempre acaban en lo mismo: tirados a la basura. Un filtro normal suelto de cierta calidad vale más que el precio de ese pack “profesional”. Qué calidad estás comprando? Si le pones un filtro malo a un objetivo, estás haciendo que la calidad óptica de tu objetivo sea mala porque manda el peor de los elementos que tiene. Aparte de la baja calidad de casi todos estos packs, muchos solo llevan uno que realmente puede ser útil y el resto es paja. Por ejemplo, el típico pack de filtros ND1, ND2 y ND3 con su fundita que tanto nos preguntáis y que no nos cansaremos de decir que literalmente es basura malo de narices. Los filtros ND de 1, 2 y 3 pasos no se usan en fotografía digital. Pero claro, ¿cómo te puedes resistir con un precio tan barato si incluye 3 filtros “profesionales” que nunca utilizarás y una funda que tras pocos usos se va a romper?
  • Filtros de densidad neutra (ND) variable. Se venden como la panacea para hacer efecto seda en el agua, y muchas ocasiones no lo conseguirás porque es inútil para eso. Pero ya te lo han vendido y te lo comerás. Un ND variable se compone de dos polarizadores enfrentados, que al girarlos van reduciendo la cantidad de luz que entra, pero perdiendo mucha calidad porque además los polarizadores que emplean son de muy baja calidad, obviamente acorde al precio del filtro. Prometen quitar entre 2 y 8 pasos de luz, pero muchos de ellos solo son útiles hasta 4 o 5 pasos, siendo las posiciones más oscuras, que curiosamente es donde más lo vas a utilizar, donde aparecen unas manchas en forma de “x” que hacen inútil su uso.  Estos filtros solo se usan en vídeo, no en fotografía, donde la calidad óptica está mucho menos comprometida.
  • Filtros de colores. Una herencia del mundo del carrete pero que aún intentan colárnosla en el digital, ya que con cualquier programa de edición fotográfica se puede modificar el color con mucha mayor precisión.
  • Filtros degradados de rosca. El horizonte no se puede subir o bajar en el encuadre ni orientar su inclinación. Por eso son cuadrados y llevan portafiltros.
  • Cualquier filtro de calidad inferior a la calidad óptica del objetivo donde se va a utilizar. Inviertes mucho en un objetivo de calidad para defenestrarla con un filtro baratucho y malo. No es lógico, no?
  • Proyectores excesivamente baratos (200 € o menos) que no tengan al menos de forma nativa resolución 720p, también llamada HD. Muchos que indican que son Full HD son interpolados, siendo la real de 800*480p o menor y que la interpretan a 1080p, no siendo aptos para visualizar fotografías o proyecciones tipo Power  Point con texto.
  • Los teleobjetivos sin estabilizador son poco útiles salvo que usemos el trípode.

Como véis, los filtros se llevan la palma.

Y tu, ¿conoces algún artículo inútil para fotógrafos?

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *