Cómo funciona el catálogo en Adobe Photoshop Lightroom

Cómo funciona el catálogo en Adobe Photoshop Lightroom

Adobe Photoshop Lightroom Classic para escritorio (Windows y Mac) es uno de los programas punteros para edición -yo prefiero llamarlo revelado- fotográfica. Junto con Capture One son los más extendidos y más usados a nivel mundial por fotógrafos tanto aficionados como profesionales.

Para mi resulta muy intuitivo pero no lo es para mucha gente que bien se esta iniciando en este software o ya lo maneja con asiduidad pero desconoce -o confunde- algunas funciones o conceptos. Por ello vamos a comentar una serie de consejos para utilizar este programa y aclarar algunas de las dudas más frecuentes que me preguntan durante los cursos de Lightroom que imparto.

El catálogo y las fotos

Éste es la principal duda que hay y que a mucha gente al principio le cuesta comprender.

Cualquiera de las versiones de Adobe Photoshop Lightroom funcionan con un catálogo al que debemos importar las fotografías para poder editarlas y catalogarlas. Mucha gente confunde los conceptos y llama catálogo a las fotos importadas.

El catálogo, dicho de manera sencilla, es la base de datos que contiene todos los ajustes (palabras clave, ajustes de revelado, estrellas…) y la información de en qué discos y carpetas está cada una las fotografías que se han importado. En el catálogo no se guardan las fotos.

Por tanto, el catálogo no son las fotos, aunque estén importadas al catálogo. Son dos cosas diferentes. De hecho el catálogo puede estar incluso en un disco diferente al de las fotos. Y tener fotos importadas al catálogo que estén en diferentes discos duros, incluso externos que pueden no estar conectados en ese momento y que por tanto en el catálogo aparecerán esas fotos como no disponibles o no accesibles. Al conectar el disco externo ya estarían disponibles para editar o visualizar dichas fotos.

En resumen, las fotos son los archivos RAW o JPG. El catálogo es el archivo de extensión .lrcat que contiene los ajustes y la ubicación de las fotos RAW o JPG, pero que no contiene las fotos en si.

Ajustes de catálogo

Hay unos ajustes que conviene configurar la primera vez que creamos un catálogo. Se accede a ellos desde el menú editar en Windows y el menú Lightroom en Mac y pinchando en ajustes de catálogo. Tendremos 3 pestañas.

La pestaña Generales posee la información de en qué carpeta está físicamente el archivo del catálogo. Esto es muy importante porque cuando hagamos la copia de seguridad de las fotos -en la nube y en discos externos-, además de las carpetas de las fotografías -por lo general los RAW-, debemos hacer la copia también del archivo del catálogo, que tiene extensión .lrcat

En esa misma pestaña abajo tenemos la opción de configurar la frecuencia de la copia de seguridad que hace Lightroom y que aconsejo encarecidamente que selecciones la opción de «nunca». ¿Por qué? Porque realmente de la forma en la que está planteado es un sistema de copias de seguridad poco útil y que llenará de basura tu ordenador. Una supuesta copia de seguridad hecha en el mismo disco donde está la información a copiar no es una copia de seguridad ni sirve como ello. Hace falta que esté en otro disco diferente. Asimismo, si ponemos -por ejemplo- la opción semanalmente pero durante esa semana no hemos hecho ningún ajuste, volvería a hacer una copia de seguridad idéntica a la anterior, con lo que estaremos duplicando los archivos innecesariamente. Si a eso le sumamos que la haría -por norma general- en el mismo disco, la inutilidad de la misma es doble.

Para saber más sobre cómo hacer correctamente copias de seguridad, aconsejo leer este artículo.

En la pestaña Metadatos, recomiendo activar la tercera de las opciones que dice «Escribir cambios automáticamente en XMP». Es una opción muy útil y que mucha gente desconoce. Al marcar esta opción, cuando realicemos cualquier ajuste en una fotografía RAW, se creará un pequeño archivo con el mismo nombre que el archivo RAW pero con extensión .xmp que contendrá todos los ajustes que le hagamos a dicha foto. Si esa foto la abrimos en Photoshop o en otro ordenador, leerá el archivo .xmp asociado y aparecerán los ajustes que tiene ese RAW. Si nuestros archivos son DNG dicha información irá embebida dentro del propio archivo. Si algún día perdemos el archivo del catálogo y tenemos que volver a crear uno, seguiremos teniendo los ajustes, palabras clave e información completa que leerá directamente de los RAW. Es una doble copia de los ajustes. Como contrapartida, si nuestro ordenador no es mínimamente potente puede ralentizarlo un poco.

Bloqueo del catálogo

A veces ocurren errores al cerrar el programa de forma brusca, como pueda ser al quedarnos sin batería y el sistema se cierra o se reinicia de repente o por un fallo general del ordenador. Volvemos a abrir Lightroom y nos indica que no se puede abrir el catálogo porque se encuentra en uso y que seleccionemos otro catálogo. Lo volvemos a intentar abrir, incluso reiniciando el ordenador, y seguimos sin poder abrirlo. La solución a este bloqueo es muy fácil. Tan solo debemos eliminar un archivo con extensión *.lrcat.lock que se localiza en la carpeta del catálogo.

Una vez eliminado, podremos abrir nuestro catálogo con normalidad. Este archivo se crea para que el mismo catálogo no se pueda abrir a la vez en otro ordenador conectado en red y generar un conflicto. Se genera al abrir Lightroom y se elimina solo al cerrarse el programa. Pero si al cerrarse incorrectamente no se elimina se mantiene el bloqueo.

Si quieres saber más, aprender a manejar con soltura este programa y conocer como optimizar tu tiempo ordenando y editando tus fotografías puedes realizar mi curso de procesado RAW con Lightroom.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Objetivo Valencia Fotografía