Apuntarse a la lista de espera Muchas gracias por su interés. Introduzca aquí su mail y su teléfono y le informaremos en el caso de que haya alguna vacante en el curso o taller.
Email Teléfono Su dirección será incluida en nuestra base de datos temporalmente y eliminada una vez definidas las plazas del curso.

¿Cámara réflex o sin espejo? Guía de elección

¿Cámara réflex o sin espejo? Guía de elección

Mucho ha cambiado estos últimos 3 años el mundo de las cámaras fotográficas. Tanto que de aquél artículo que escribimos en diciembre de 2015 desaconsejando en líneas generales las cámaras sin espejo (también llamadas Evil o Mirrorless), ahora, en abril de 2018, ya las aconsejamos sobre las réflex, con puntualizaciones.

Canon 100D (la réflex más pequeña del mercado) y Canon M5 (sin espejo avanzada) con objetivos EF-S 18-55 y EF-M 15-45 respectivamente

Tanto si va a ser tu primera cámara como si la vas a renovar, es muy importante acertar a la primera al comprar una cámara y no hacer una mala inversión. Porque ahora mismo con estos dos tipos de cámaras y sus diferentes sistemas dentro de un mismo tipo de cámara hay que estar muy seguro de acertar. Porque cambiar de marca o sistema es caro y acabamos malvendiendo el equipo o, peor aún, frustrados.

Hace casi 3 años eran el futuro pero ahora las cámaras sin espejo ya son el presente y conseguirán desterrar en unos años a las réflex del mercado. Las ventas de sin espejo todavía son menores con respecto a las de réflex en gran parte por desconocimiento del gran público, pero cada vez se venden más y la tendencia es imparable. Actualmente ya todas las marcas fabrican cámaras sin espejo y solo algunas siguen haciendo réflex.

Canon M5 (sin espejo) con objetivos EF-M 15-45 y EF-M 11-22

Pero, ¿qué demonios es una cámara sin espejo? El sistema réflex tiene un espejo que es el que hace que podamos ver la imágen que ve el objetivo a través del visor óptico. También en ese espejo reside el sistema de enfoque de las réflex. Las cámaras sin espejo se diferencian en que no tienen espejo y, por tanto, tampoco visor óptico. Todas tienen pantalla, y algunas tienen visor electrónico (que es una pequeña pantalla dentro de un visor). La ausencia del espejo permite hacer la cámara más pequeña y más ligera, pero compromete en muchos modelos la ergonomía (agarre y manejo).

A efectos prácticos para los que os iniciáis en este mundo de la fotografía, las diferencias principales en gamas bajas suele ser la ausencia del visor óptico, que son más pequeñas y que como no tienen espejo, el sistema de enfoque es diferente al de las réflex (y es una de las cosas de las que más se les criticó en sus inicios) pero actualmente ya es mejor que el de las réflex, siendo más rápido y sobre todo, preciso.

A principios de 2018 Sony sacó su Alpha 7 III full frame que tuvimos la suerte de probar y la bautizamos como la aniquiladora de las réflex. Nuestra conclusión, junto con 2 años de experiencia en otras sin espejo APSC, es que el sistema réflex ahora si que está tocado de muerte.

Factores para comprar una sin espejo:

  • Que pese y ocupe poco. Éste es uno de los principales argumentos y decisivo para mucha gente que no quiere cargar peso. Además son más discretas y llaman menos la atención.
  • A día de hoy tienen la misma calidad de imágen que las réflex de misma gama y tamaño de sensor. El sistema micro 4/3 de Olympus y Panasonic tiene una calidad algo inferior al emplear un sensor más pequeño.
  • Enfocan más rápido y preciso que las réflex de gama baja (como la serie 1300D, 200D y 800D de Canon o la D3500 de Nikon) con el típico objetivo 18-55 y similares de gama medio-baja y baja. El enfoque es más preciso que en las réflex en condiciones de poca luz, siempre que sean capaces de enfocar. Si vamos a gamas altas, enfocan con mayor precisión y velocidad que las réflex, pero sobre todo, tienen un área en enfoque mucho más amplia. La Sony Alpha 7 III tiene una velocidad endiablada de enfoque mejor que el de buques insignia como la Nikon D850 o la Canon 5D mark IV, de mucho mayor precio. En en enfoque, por si no ha quedado claro, ya ganan por goleada las sin espejo (eso si, acompañadas por objetivos adecuados). Y muchas tienen detección de caras y ojos, con lo cual enfocan perfectamente a las personas, tanto en posado como en movimiento, algo que las réflex no pueden hacer.
  • Muchas tienen histograma en tiempo real, algo que echamos mucho de menos en el visor de las réflex, y mucha más y variada información.

    Si tiene rosca para filtros se pueden usar los mismos filtros en las sin espejo que en las réflex.

  • Cada vez tienen más botones y accesos directos a funciones básicas, pero todavía hay modelos demasiado básicos en los que hay que pasar muchas veces por el menú para realizar ajustes básicos que hace lento mucho el manejo de algunas cámaras, teniendo que separar el ojo del visor y corriendo el riesgo de perdernos una foto decisiva en ese lapso de tiempo. En los modelos medios y avanzados ya hay muchos botones y diales, al mismo nivel (o superior) que las réflex de la misma gama.
  • Para fotografía de viajes, vacaciones, retratos, fotos domésticas y casi cualquier fotografía cualquier sin espejo de gamas bajas es más adecuada que una réflex. Si hacemos fotos a cosas que se mueven bastante o que se mueven con poca luz, sin duda una sin espejo de gama media o alta como la Canon M5 o la Sony Alpha 7 III es superior en prestaciones a una réflex de gama media o alta.
  • Estética más bonita que las réflex, en muchos casos con aspecto “retro”.

Canon 100D (la réflex más pequeña del mercado) y Canon M10 (sin espejo) con objetivos EF-S 18-55 y EF-M 15-45 respectivamente

Factores para comprar una réflex:

  • Muchísima más gama de objetivos que las sin espejo, pero que mucha mucha más gama y de todos los precios. Hay objetivos de todas las focales, luminosidades y características. En las sin espejo tenemos poca variedad y los objetivos de gama alta son casi del mismo tamaño que los réflex. Conforme pasen los años habrá más gama de objetivos para las sin espejo, pero hoy por hoy estamos muy limitados.

  • Si nos gusta la fotografía nocturna en ausencia de luz (fuera de poblaciones, con noche oscura) en casi todas las sin espejo podemos ver poco o nada través de su pantalla o visor, salvo que sean de gamas altas. No suelen estar pensadas para poquísima luz. Hay que saber ya bastante fotografía para desenvolverse bien en estas circunstancias en la que en las sin espejo de gama baja es más complicado ver a través de la pantalla y las réflex no tanto. Por supuesto que se puede hacer fotografía nocturna con las sin espejo, pero es algo más complicado y lento el encuadrar. En réflex hay bastantes objetivos con escala de enfoque que ayudan a enfocar manualmente de forma muy rápida. Para fotografiar auroras boreales son más adecuadas las réflex porque aunque no sean muy intensas se ven por el visor óptico mientras que en las sin espejo han de ser auroras algo potentes para intuirlas en pantalla o visor electrónico. Hay algunas sin espejo muy básicas que no tienen modo BULB.

  • Mayor duración de las baterías. En las sin espejo, sobre todo si echamos mano mucho de la pantalla, es lo que más consume.
  • Todas poseen visor óptico, con lo que es más fácil componer y encuadrar en condiciones de gran luminosidad, en la que si la pantalla de la sin espejo no es muy buena muchas veces cuesta encuadrar correctamente. Muchas sin espejo no tienen visor y nosotros lo echamos de menos.
  • Se ensucia menos el sensor al estar menos expuesto al cambiar los objetivos.
  • Mayor potencia del flash incorporado. Por norma general el flash que incorporan las réflex es bastante más potente (más del doble) que el flash incorporado de las cámaras sin espejo, siendo el de estas últimas especialmente inútil en condiciones lumínicas altas o a distancias no muy próximas.

  • Zapata para flash externo. Hay algunas sin espejo que no tienen zapata para flash externo, lo que limita mucho el uso del mismo para retrato, viajes o estudio.
  • Para aparentar. Puede parecer una tontería, pero una cámara grande aparenta ser más buena que una más pequeña, aunque no lo sea. Algunos profesionales se encuentran con ese problema con clientes a los que les parece las cámaras sin espejo poco profesionales o de aficionado. Esto con el tiempo cambiará, pero hay que tenerlo en cuenta.

Canon M5 (sin espejo) con adaptador y objetivo EF 70-300 L IS USM (réflex)

Conviene indicar que muchas marcas tienen la opción de utilizar un adaptador gracias al cual podemos usar cualquier objetivo réflex en una sin espejo manteniendo el enfoque automático y la comunicación con el objetivo. Esto abre el abanico de una ingente cantidad de ópticas luminosas y de diferentes focales. Obviamente, perdemos ergonomía al tener un objetivo más grande que el cuerpo de la cámara. En este caso la transición de réflex a sin espejo es más llevadera al poder usar tus objetivos réflex. Existen otros adaptadores en otras marcas pero muchos no mantienen el enfoque automático. Tampoco todos los sistemas de una misma marca son compatibles entre si, con lo que debemos informarnos antes bien.

Vistos los elementos para que sepas qué tipo de cámara comprar, si finalmente optas por una sin espejo, mira antes la gama de objetivos que tiene y su precio, no sea que te lleves una sorpresa cuando quieras ampliar equipo y ver que o no existe el objetivo que necesitas o su precio es demasiado elevado.

Nosotros hemos probado muchos modelos en nuestros cursos, talleres y viajes (Fuji, Sony, Olympus) y además tenemos en nuestro equipo dos sin espejo, una Canon M5 y una Canon M10. La M5 tuvo la prueba de fuego en el Ártico junto a una Canon 5D Mark III (una APSC frente a una Full Frame). La verdad que con luz la M5 se portaba de campeonato, pero por la noche la Full Frame (como era de prever) le sacó los colores a la APSC, aunque daba unos resultados muy buenos. Si no hubiéramos probado nunca una Full Frame, la M5 es una cámara estupenda a la altura (o más) de cualquier réflex APSC de gama alta. Tan solo tuvimos problemas de enfoque por la noche, que los hubiéramos tenido igual con una réflex. Usada varios meses después, la réflex ha quedado bastante relegada a un segundo plano. Y ahora con la irrupción en casi todas las marcas de sin espejo full frame, ya no tenemos ninguna duda.

¿Nuestra recomendación? Si quieres una gran cámara que sea Full Frame, la Sony Alpha 7 III sin dudas, a falta de ver pruebas reales de la Canon R o las Nikon Z. Para una APSC, las Canon M5 o M50 o las Sony A6000 y superiores son unas muy buenas candidatas. Fuji también es muy buena opción y de Olympus, aunque son buenas opciones, no nos convence su sistema micro 4/3, pero es cuestión de gustos.

Si finalmente piensas comprar una réflex nuestra guía para elegir tu cámara réflex te será muy útil.

Elijas el sistema que elijas disfruta de la fotografía, sea con la cámara que sea.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *