Apuntarse a la lista de espera Muchas gracias por su interés. Introduzca aquí su mail y su teléfono y le informaremos en el caso de que haya alguna vacante en el curso o taller.
Email Teléfono Su dirección será incluida en nuestra base de datos temporalmente y eliminada una vez definidas las plazas del curso.

Cómo fotografiar Auroras Boreales

Cómo fotografiar Auroras Boreales

Una Aurora Boreal es un espectáculo natural inenarrable que todo fotógrafo de naturaleza debería disfrutar al menos una vez en su vida.

Nuestra fascinación por las Auroras, que viene de años atrás, nos ha hecho viajar a lugares como Laponia (Noruega y Finlandia) o Groenlandia en diversas ocasiones para observarlas y fotografiarlas.

Para entender su origen, vamos a dar unas sencillas explicaciones sobre cómo se crean.

¿Cómo se crea una Aurora Boreal?

Su origen se debe al viento solar, que es una emisión de partículas (protones y electrones) en forma de tormenta solar desde el Sol. Éste está situado a 150 millones de Km y esta emisión tarda unos 2 días en llegar a la Tierra, por lo que se pueden realizar previsiones con bastante certeza. La Magnetosfera protege a la Tierra de tales radiaciones actuando como un deflector desviando las emisiones solares hacia los Polos magnéticos. Por ello se suelen ver en las regiones cercanas a los Polos terrestres y al Círculo Polar Ártico.

laponia-auroras-55

Y decimos que en regiones cercanas y no exactamente en Polos terrestres y al Círculo Polar Ártico debido a que el Polo Norte Magnético no coincide con el Polo Norte Geográfico, que es el eje de rotación terrestre. Al ángulo que forman los polos geográfico y magnético se le denomina declinación magnética y varía cada año su posición erráticamente unos 40km. Actualmente está a unos 900 km del Polo Norte Geográfico, en Canadá, y va camino de Siberia. Debido a la declinación, las auroras no se observan exactamente sobre el Círculo Polar Ártico, sino en otro círculo desplazado hacia Canadá: por ello suelen verse en Canadá, Alaska, Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia y Groenlandia. En algunas ocasiones se ven en Escocia, Irlanda y las Repúblicas Bálticas.

El viento solar excita energéticamente el oxígeno y nitrógeno de la atmósfera terrestre (Ionosfera) debido al choque, desprendiéndose energía en forma de luz visible, normalmente verde y amarilla (oxígeno), y en menor medida azul y violeta (nitrógeno) y rojo (helio). Tienen distintas formas y son muy cambiantes en el tiempo, pudiendo llegar a moverse de forma muy rápida.

laponia-auroras-61

¿Cuándo se ven las Auroras Boreales?

Las Auroras, al depender de la actividad solar, se pueden originar en cualquier época del año y a cualquier hora del día, pero si cuando se producen no es de noche no las veremos, ya que la luz del Sol es mucho más intensa que la de las Auroras. No dependen del clima terrestre, sino de la actividad solar. Normalmente se puede predecir si habrá o no con uno o dos días de antelación. Aún así, un día sin previsión de auroras podemos tener la suerte de verlas, y por el contrario, un día con previsión de verlas podemos tener la mala suerte de no verlas. Es casi una lotería. En la página de Aurora Forecast podemos ver previsiones para verlas, pero como previsiones que son, también fallan.

En invierno hay más horas de oscuridad, pero el clima es mucho más frío y suelen haber muchas más nubes e inestabilidad atmosférica que en verano. Por contra, en verano, hay más horas de sol (incluso puede que no haya noche cerrada, según a que latitud estemos), pero el clima es mucho más benigno y suelen haber muchas noches despejadas. La región escandinava es un lugar con unas condiciones que suelen ser propicias para la observación de las Auroras. Además, son zonas muy bien preparadas para el turismo y bien comunicadas.

Cursos de fotografía en Valencia

La actividad solar no es constante: el máximo del ciclo de actividad solar suele ser cada 11 años y actualmente estamos en un apogeo. Las tormentas solares, y por tanto, la cantidad de auroras están muy relacionadas con el cambio climático: a mayor cantidad, temperaturas globales terrestres más altas. Pero existen ciclos de muy bajas cantidades de tormentas solares y de auroras (como el mínimo de Maunder, que se produjo entre 1645 y 1715) que corresponden con periodos de climas más fríos.

Una Aurora suele iniciarse en forma de arco o tubo cerca del horizonte, normalmente de Este a Oeste. Según su intensidad va ganando altura, brillo y extensión, formándose incluso varios tubos. Su duración es impredecible, ya que puede durar desde unos segundos a varias horas.

Suelen haber dos clases de auroras: cuando no son muy intensas forman tubos, y cuando son muy intensas además de tubos aparecen otras a modo de cortinas.

Particularidades fotográficas de las auroras

Es una disciplina en ausencia del Sol, enmarcada dentro de la fotografía nocturna de paisaje.

  • Pueden encontrarse dificultades o funcionamiento incorrecto de automatismos como el enfoque, la medición de luz o el fotómetro.
  • Se debe realizar en modo M, totalmente manual.
  • El enfoque debe ser en manual y enfocado a infinito.
  • Las velocidades normalmente suelen estar entre 5 y 25 segundos, según su intensidad y rapidez movimiento.
  • El ISO suele ser muy alto (de 1600 a 6400).
  • El diafragma debe estar muy abierto (f2.8 o f4), normalmente a la apertura más abierta.
  • Es muy fácil quemarlas, ya que la intensidad de su brillo puede variar en pocos segundos.
  • Un punto de partida es ISO 3200, 20 segundos, f4.
  • Las baterías con frío duran menos: deberemos llevar alguna de reserva, mejor dentro de un bolsillo junto a nuestro cuerpo para que se mantenga caliente.
  • Trípode y disparador remoto.
  • Y, por supuesto, mucha paciencia.

Fotografiar Auroras Boreales es mucho más fácil de lo que pudiéramos pensar en un principio. Por ello, os indicamos el protocolo de realización de fotografías:

  • —Buscar un encuadre adecuado a ojo.
  • —Colocar el trípode y comprobar su estabilidad.
  • —Colocar el modo M en la cámara.
  • —Comprobar que está en formato RAW.
  • Normalmente usaremos el máximo angular que tengamos (un ultrangular como un 10-20 en APSC o un 16-35 en Full Frame es lo ideal), para abarcar el mayor campo de visión, ya que las auroras suelen ser muy amplias.
  • —Prueba a ISO 1600, f2.8 ó f4 y de 10 a 25 segundos, según su intensidad y rapidez movimiento. Es mejor reducir el tiempo y aumentar el ISO para evitar que salgan movidas y con los bordes no definidos.
  • —Enfocar y poner el enfoque en manual.
  • —Comprobar en pantalla el encuadre, el enfoque y el histograma. Si es necesario, deberemos modificar los parámetros y repetir la toma.

Estos son los consejos básicos para fotografiar las Auroras Boreales y que nosotros aplicamos en nuestras fotos y enseñamos en nuestros viajes fotográficos para fotografiar Auroras Boreales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *